Todo tiende a despersonalizarse, pero Mario Pilato Blat rompe con esta tendencia apoyándose en un equipo humano de primera magnitud, verdadera alma de la empresa que empuja y sostiene con alegría y entrega.

Para nosotros esto es crear valor.